SEGÚN LA CIENCIA NO DEBERÍAS USAR SOSTÉN


Jueves, 29 Octubre 2015
SEGÚN LA CIENCIA NO DEBERÍAS USAR SOSTÉN

 

Para los investigadores, las mujeres jóvenes tendrían pechos más fuertes sin usar esta prenda

 

El sostén es una de las prendas esenciales para cada mujer, pues permite estar cómoda y segura. Sin preocuparse de “la gravedad” en nuestros pechos.

 

Existen en diferentes tamaños, colores, texturas y diseños y se han convertido en los favoritos de las mujeres hoy en día. Sin embargo, aunque socialmente se dice que no debes dejar de usarlos, porque “tus pechos se caerán”, la ciencia se ha manifestado y dice todo lo contrario.

 

Según un estudio realizado por Jean-Denis Rouillon, profesor de la Universidad de Franche-Comté, Francia, las mujeres jóvenes que usan sujetador podrían tener pechos firmes sin necesidad de recurrir al uso de esta prenda.

 

Para esto, el investigador, junto a su equipo, llevó a cabo un estudio de 15 años sobre el efecto que tienen los sujetadores en más de 300 mujeres entre 18 a 35 años. Se utilizó una regla de cálculo y un calibrador para tener registro de los cambios que sufrían los pechos de las mujeres cada año.

 

Después de esto, la conclusión fue que el uso del sostén en la juventud no ayuda a “sostener”, sino que, al contrario, provoca que los pechos queden más caídos debido al uso del sujetador. Así lo aseguró Rouillon.

 

“Médica, fisiológica y anatómicamente, los pechos no tienen ningún beneficio en contra de la gravedad. Al contrario, se deforman y caen con el sujetador”.

 

Así mismo, el doctor Stafford Broumand, afirmó, en una entrevista a Refinery29:

 

“Para las mujeres jóvenes, no usar un sostén ayudará a aumentar la producción de colágeno y la elasticidad, que impide la caída de los pechos”.

 

Básicamente, las mujeres que dejaron de usar sujetadores, bajo su propia decisión, vieron que sus pezones se elevaban 7 milímetros más que aquellas que usaban sostenes diariamente.

 

¿Por qué? Según los investigadores, los sujetadores podrían impedir una correcta circulación y reducir el tamaño de los pechos con el tiempo.

 

Aunque, claro, también especificaron que este estudio no muestra la realidad de todas las mujeres en el mundo, y que se debe ser precavido a la hora de sacar conclusiones sobre esta investigación.

 

Para el profesor Touillon, este tipo de estudios debe avanzar para entender su impacto en la salud de las mujeres, sobre todo cuando una de las prendas más esenciales para ellas es la protagonista.

 

Autora: Andrea Araya Moya




elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS