9 PLACERES QUE NOS BRINDA LA LECTURA


Viernes, 06 Noviembre 2015
9 PLACERES QUE NOS BRINDA LA LECTURA

 

De todos los instrumentos del hombre, el más asombroso es, sin duda, el libro. Los demás son extensiones de su cuerpo.

 

El microscopio, el telescopio, son extensiones de su vista; el teléfono es extensión de la voz; luego tenemos el arado y la espada, extensiones del brazo. Pero el libro es otra cosa: el libro es una extensión de la memoria y la imaginación. Jorge Luis Borges

 

 

¿Hay algo que no nos pueda ofrecer un libro? No solo hablamos de placeres, hablamos de necesidades. Leer es compartir, vivir, sentir, maravillarse y decepcionarse por el mundo, encontrar la manera de sentirnos bien y fijar nuestra mirada en un destino.

 

Lo cierto es que la lectura nos ofrece todo lo que podamos imaginar y lo que no. Por eso, hoy os recordamos 9 fantásticos placeres que nos brinda la lectura:

 

1. Hay sentimientos que se alivian leyendo un gran libro

 

La soberbia, la tristeza, la inquietud, la ira, la angustia… Hay innumerables sentimientos que la lectura consigue apaciguar cuando nos bloquean. Lo cierto es que, la lectura contribuye a superar miedos

 

2. La lectura nos acerca a la autocomprensión

 

¿Quién no se ha sentido identificado en algún momento con un personaje, un pasaje o con una simple frase? Le lectura nos hace reflexionar sobre quiénes somos, a qué aspiramos y cómo nos comportamos.

 

Además, leer nos ofrece nuevos horizontes y tiene una capacidad asombrosa  para satisfacer nuestras inquietudes. Leyendo encontraremos la respuesta a nuestras preguntas, aún cuando ni siquiera sepamos formularlas con antelación.

 

3. La lectura es la musa de la imaginación

 

Leer te eleva, te permite soñar y acudir a otros mundos.  Un libro puede convertirse en una máquina del tiempo o, mejor dicho, en una máquina de sueños.  Leyendo podemos ir al antiguo Egipto, a la antigua Grecia, a la Edad Media, a la Prehistoria o a la Segunda Guerra Mundial; podemos ir exactamente a donde queramos. Realmente resulta tentador.

 

4. Leer te permite ser lo que quieras

 

A través de la lectura me he metido en la piel de un rey, de una gaviota, de un payaso, de un vagabundo… He podido sentir lo que significa ser un árbol centenario, una hoja de papel, un zorro o un caracol.   Es algo maravilloso.

 

5. Cuando lees descubres lo que piensas

 

Poner palabras y sentimientos a nuestros pensamientos es algo tan extraordinario como necesario. Cuando lees descubres que el maravilloso mundo enmarañado que se esconde tras tus pensamientos es realmente una tela de araña perfectamente tejida.

 

Además, leer nos facilita ir más allá. Nos permite conocer el pensamiento de personas con las que no coincidimos ni en tiempo ni en lugar. Conocer el interior de una persona de forma íntima cuando te separan millones de kilómetros de tierra y mar, miles de años o cientos de barreras culturales es tremendamente extraordinario.

 

6. Leer es siempre una lección de humildad y de humanidad

 

La lectura es una riqueza que lleva a todas partes, sin ostentar, por supuesto.  En este sentido, no hay nada que determine la casualidad. Siempre he pensado que los libros llegan a nosotros y nosotros llegamos a los libros. Es un baile, un cortejo constante que nos insufla el aire que necesitamos en los momentos adecuados.

 

Leer es siempre un refugio que nos permite aprender sin límites y tomar conciencia de que lo desconocemos será siempre infinitamente superior a lo que conoceremos. Pero, sobre todo, leer nos da sed, sed de conocimiento, de sueños y de inquietudes.

 

7. Releer es un placer supremo

 

Hay algo genuino en el impulso que nos lleva a releer una obra o un escrito. Esta genialidad nos hace absorber elementos de los que antes no nos habíamos percatado y saborear de nuevo aquello que antes nos hizo soñar y nos inspiró sentimientos verdaderamente nuevos y originales.

 

8. Leer nos exige lo mejor de nosotros mismos

 

La lectura nos brinda experiencias que nos exigen ofrecer a sus letras el 100% de nosotros mismos. Sabemos que si buscamos algo, lo encontraremos pero solo si nuestra mente se abre de par en par y deja entrar a los bellos principios que nos otorga un libro.

 

9. Leer es siempre perfecto

 

La lectura nos da voz y es el juego perfecto. Podemos saber cómo es estar enamorados sin haberlo estado pero, sobre todo, podemos enamorarnos al leer. Leer enriquece nuestros sueños y salva nuestras vidas.

 

Tras leer un libro, la imagen que el espejo de nuestro alma nos devolverá será un reflejo fuerte y erguido, pues favorece nuestro autoestima. En definitiva, la lectura te deja sin palabras porque leer es reinar en uno mismo.

 

Autora: Raquel Aldana

 

A través de: La Mente es Maravillosa




elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS