MADRES DESESPERADAS


Jueves, 06 Agosto 2015
MADRES DESESPERADAS


19 de Marzo de 1942. Estados Unidos se encuentra inmerso en la Segunda Guerra mundial. Lo que empezó con la aprobación del Congreso de una ayuda de 50.000 millones a los 37 países aliados en el acta de Préstamo y Arriendo el 11 de marzo de 1941 acabó con una implicación absoluta en la Operación Torch en la campaña del Norte de África. Miles de norteamericanos fueron alistados para la guerra. La sociedad empezó a movilizarse pero el clima patriótico generalizado y alimentado por la propaganda gubernamental era, de vez en cuando, salpicado por pequeños episodios anti belicistas.


En la críptica imagen, la señora Edna Egbert está luchando contra los policías que han venido a salvarla de sí misma. Esa misma mañana había decidido encaramarse a la fachada del 497 en Dean Street, Brooklyn. Su intención era suicidarse… y tenía una razón.


Ocho meses antes la señora Edna Egbert había despedido a su hijo rumbo a un frente desconocido. Edna era una de esas miles de madres desesperadas que veían su vida familiar cercenada por una guerra a miles de kilómetros de distancia. En ocho meses de campaña no había recibido ninguna carta de su hijo o comunicación del ejército, por lo que supuso que había muerto… o no. Esta duda la llevó a la locura. Edna desarrolló una fobia a las autoridades, a la guerra y a la vida. No podía más.


A través de: Kurioso





elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS