¿Dónde está el límite? Las modelos plus size y el mundo de la moda


Lunes, 06 Febrero 2017
¿Dónde está el límite? Las modelos plus size y el mundo de la moda

El mundo de la moda está cambiando. Sus cambios son lentos y fluctuantes: cuando parece que la belleza real se apodera de la industria, vuelven a aparecer mujeres extremadamente delgadas para promover un estereotipo de belleza que es tan imposible como perjudicial de alcanzar.

Como resultado de estos cambios, parece ser que el sobrepeso y el modelaje ya no son polos opuestos...

Una modelo que rompe los esquemas

 

Hayley Mandel es una modelo de talla grande que rompe con todos los esquemas. Es una modelo NO convencional: gorda, feminista y homosexual -así es como ella se describe-, que busca acabar con la frivolidad de la industria.

En su cuenta de Instagram, hace sus grandes descargos y le muestra al mundo su cuerpo, en condiciones reales. Sin Photoshop, con estrías, con celulitis y sin complejos. Y así, con tan solo 20 años de edad, esta mujer le enseña al mundo de qué se trata el amor propio.

Su belleza es atrapante, sus elecciones son egocéntricas, sus fotografías y sus leyendas siempre plantan en tu mente la semilla de la duda, de la curiosidad. Hayley nos hace pensar…

Pero... ¿dónde está el límite?

 

La historia de esta fabulosa chica que ama su cuerpo sin problemas me hace cuestionarme acerca de la salud: ¿hacia dónde hay que direccionarse para no caer en la frivolidad del cuerpo perfecto pero tampoco en la obesidad mórbida que nos quite calidad de vida?

Hablo como mujer con sobrepeso y con baja autoestima por no cumplir con los estándares aceptados socialmente. Desde esta perspectiva es que hablo cuando digo que TODO tiene un límite.

Por un lado, no todo se trata de cuerpos perfectos. No se trata de eso porque no es real y mucho menos sano. Decenas de mujeres sufren de baja autoestima, depresión e inseguridad por la forma de su cuerpo.

En todos estos años no he conocido (aún) a una mujer que ame todo de su cuerpo, nunca estamos satisfechas, siempre necesitamos más. Por eso probamos la dieta de la sopa, de la luna, de la manzana y vamos al gym hasta que el cuerpo pide una pausa.

La llegada de las modelos plus size nos dio algo de tranquilidad, porque veíamos a mujeres reales del otro lado de la cámara y eso nos impulsaba a reconocer también nuestra propia belleza. Sin embargo, todos los excesos son malos y debemos aceptar que hay pesos que no son saludables.

 

Quiero ver mujeres reales para sentir que yo también formo parte de la moda, y quiero que mi hija o mi hermana entiendan que no se necesita de un cuerpo perfecto para ser exitosas. Pero también quiero enseñarles que hay pesos que no son sanos y que debemos cuidarnos para no alcanzarlos.

 

Creo que el mundo de la moda necesita una cuota de realidad, pero también entiendo que ciertos límites no deben sobrepasarse.





Visto en: vix.com





elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS