6 Formas incorrectas de pedir perdón


Jueves, 09 Febrero 2017
6 Formas incorrectas de pedir perdón

Nunca es divertido admitir que te equivocaste, y pedir perdón puede ser bastante difícil para algunos. Tal vez es por eso que solo muy pocas personas logran hacerlo de manera correcta.

 

Aquí te decimos algunos de los errores más comunes…

 

1. TERMINAS DE PEDIR PERDÓN CON LA PALABRA “PERO”

Esta es la manera de tratar de justificar tus acciones. “Sí, perdón por olvidar tu cumpleaños, pero es que estaba súper ocupada,” o “Perdón por volver a decirte gorda, pero es que estoy preocupada por tu salud.”

No importa si el argumento seguido del pero es verdadero o falso, lo importante es que en tu disculpa, esa palabra suena más a excusa y le quita todo sentido de sinceridad.

2. TE CONCENTRAS MÁS EN LA RESPUESTA DE LA OTRA PERSONA

Darle protagonismo a la respuesta de otra persona como – “Lamento que te sintieras así” o “Perdón si lo que dije te hizo sentir mal” – ayuda a que evites tomar la responsabilidad de tu error directamente.

Este tipo de acercamiento implica que la otra persona reaccionó de manera exagerada a tu comentario “perfectamente razonable.”

Recuerda que una disculpa genuina significa tomar responsabilidad de tus actos sin tomar la reacción de la otra persona como un problema.

 

3. EL OBJETIVO DE TU DISCULPA ES CALLAR A LA OTRA PERSONA

Si has dicho algo como: “¡Yo ya me disculpé! ¿qué más quieres de mi?” podrías estar bajo la falsa impresión de que pedir perdón es un pase libre para que nunca se vuelva a hablar del problema.

Recuperarse de un problema serio, requiere que el tema se toque más de una vez.

Una verdadera disculpa reconoce que “perdón” no es suficiente, y que una herida o traición fuerte requiere de muchas conversaciones de manera eventual. 



4. TE MANTIENES A LA DEFENSIVA

Cuando la persona que quiere una disculpa está manteniendo su punto, tú sólo la escuchas para buscar algún error en su argumento y así probar que no fue tu error completamente. Es probable que también insistas en que la otra persona necesita disculparse primero porque tú tienes sólo el 37% de la culpa y él empezó.

Mantenerse a la defensiva es algo que se te da de manera natural. Sin embargo, para que una disculpa sea efectiva, tienes que bajar tus barreras de protección y escuchar de manera sincera a la otra persona.

 

5. TE DISCULPAS PERO REPITES EL MISMO ERROR

Aunque sepas de la A a la Z cómo disculparte de manera correcta, esto no tiene valor alguno si vuelves a cometer el mismo error por el que pediste perdón. Al repetirlo, no se ve realmente un esfuerzo por hacer las cosas de manera diferente, lo que significa que tu disculpa no fue para nada real.

 

6. TE DISCULPAS POR TODO

Si eres de las que constantemente están diciendo “perdón”, definitivamente debes de evitarlo. Pedir perdón de manera excesiva puede ser nada más que un hábito verbal. Esto también podría afectar tu autoridad en la relación, ya sea laboral o amistosa.

Guarda tus disculpas para los momentos en los que realmente cometiste un error.





Visto en: http://www.cosmoenespanol.com





elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS