Las oportunidades se crean, no caen del cielo


Sábado, 11 Febrero 2017
Las oportunidades se crean, no caen del cielo

Muchas personas tienen en mente que las oportunidades llegan sin hacer esfuerzo alguno, pero resulta que están dejando de considerar que los esfuerzos muchas veces no son evidentes, sin embargo están allí.


Cuando una persona tiene en su mente de manera predominante hacia donde quiere dirigirse, el universo parece conspirar para que a su paso se le presenten las oportunidades de acercarse a donde quieren.

chica-libre-pintando-1

Las oportunidades se generan, desde nuestro pensamiento, hasta las acciones que van alineadas con esos pensamientos, nuestros planes estratégicos, operativos y tácticos, que van desde a dónde nos vemos a un largo plazo y dónde queremos ubicarnos, hasta los pequeños pasos que tendremos que dar día a día para alcanzar lo que queremos.


Evidentemente cosas sorpresivas nos puede ocurrir, pero no tiene que ver con una casualidad, sencillamente nuestra vida se alinea y se genera una realidad asociada.

Oportunidades 2

Cuando deseamos encontrar el amor, no es que salimos con un cartel en la cabeza que así lo demuestre, pero debemos enfocarnos, sin preocuparnos o sentirnos ansiosos, en lo que queremos, abriéndonos a la energía del amor, pensando que la persona ideal para nosotros está disponible para nosotros, lista para coincidir. Nos alejamos de pautas mentales que nos limiten al respecto y nos damos la oportunidad de seguir las señales que nos dirijan hacia lo que queremos en nuestra vida.


Si queremos aumentar nuestros ingresos, debemos comenzar por pensar que es posible, que contamos con todos los recursos y herramientas para lograrlo, dando por sentado que la prosperidad forma parte de nuestra naturaleza, a partir de allí consideramos lo que nos gusta, nos apasiona, que por lo general allí se encuentra la mayor fuente que podemos explotar, porque cuando hacemos lo que amamos, el éxito viene de la mano y con él, los beneficios que representa.

aprovechar oportunidades

Hacer las cosas con fe, con convicción, con la mejor actitud, dejando atrás las quejas, los miedos y las excusas, nos acercamos a lo que queremos. Siempre debemos generar acción, no quedarnos paralizados esperando que algo ocurra, nuestros pensamientos son los primeros que deben moverse y hacerlo a nuestro favor.


Preguntémonos a diario, esto que hago me acerca o me aleja de lo que quiero a futuro en la vida, lo disfruto o me desagrada, vale la pena la inversión de mi tiempo en esto, tengo posibilidades siguiendo esta ruta de llegar a donde quiero estar, preguntémonos si estamos dando lo mejor de nosotros o estamos actuando por inercia, de manera mediocre, preguntémonos cuántas opciones hemos explorado y tratemos de generar al menos una idea diaria de cómo alinearnos con lo queremos.


La vida es un suspiro, no la desperdiciemos, esperando que aquello con lo que soñamos nos caiga del cielo.













Por: Sara Espejo


Vía: RincóndelTibet





elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS