Algunos trucos mentales para sacarle provecho a tu entrenamiento


Miercoles, 01 Marzo 2017
Algunos trucos mentales para sacarle provecho a tu entrenamiento

Los pensamientos, palabras e imágenes bien usadas son un complemento maravilloso que te pueden ayudar a maximizar tu entrenamiento. Y es que entrenarte no se trata únicamente de hacer la mayor cantidad de abdominales posibles, correr muchos kilómetros o transpirar litros de sudor. 

La mente juega un papel importante en el entrenamiento y esa es la razón por la que a continuación te dejamos algunos consejos que te ayudarán a rendir más y mejor al momento de ejercitarte.

Automotívate

Darte ánimos con frases motivadoras mientras entrenas te ayudará a mejorar tu rutina. ¡De verdad funciona! Así lo demostró un estudio publicado en 2014 por la revista científica Medicine & Science in Sport & Exercise.

Dedícate frases que te ayuden a seguir cuando estés a punto de rendirte y también aquellas que te motiven a dar más de ti durante cada entrenamiento. Las palabras de aliento que te dediques tienen que decirlas en segunda persona y no en primera. Un estudio determinó que hacerlo de esa forma da mejores resultados.

Conversa contigo

Es parte de conocerse a ti misma. Tener estas charlas a solas con tu yo interno te ayudarán a evaluar cómo vas y a visibilizar cuáles son tus fortalezas y debilidades. De esta manera sabrás en que puntos estás yendo bien y en cuáles debes ponerle más empeño. Esta práctica también te ayudará a identificar ciertos pensamientos negativos que tengas y convertirlos a positivos. Por ejemplo, durante tu entrenamiento pueden venir a tu mente pensamientos como "ya quiero que esto termine". En vez de pensar en ello, háblate a ti misma sobre lo bien que te sentirás y lucirás después de haber realizado todo ese trabajo. Tienes que estar convencida que en verdad vale la pena.

Realiza actividades que te diviertan

Quizá veas al ejercicio como una obligación porque el médico te dijo que tenías que hacerlo. Pudo hacer empezado así (obligadamente), pero no tiene porque ser de esa manera siempre. Aplica el segundo consejo y conversa contigo misma, date cuenta que la única persona que se beneficiará con los ejercicios eres tú, así que diviértete mientras los realizas. Busca actividades que te llamen la atención, que las disfrutes y que al mismo tiempo te ayuden a tonificar tu cuerpo de manera más general, así conseguirás resultados en corto tiempo.

Registra tus avances

Registra en tu computadora, smartphone o libreta todos lo que vayas avanzando. Desde kilos (o solo gramos) perdidos, hasta cantidad de kilómetros recorridos cada día y horas que vas yendo al gimnasio. Ver como vas avanzando (así sea de a pocos) te motivará a continuar y a mejorar cada día tus cifras.

Practica la savasana

Esta es una pose de yoga que se ve sencilla, pero puede ser complicada de hacer correctamente. Tienes que estar acostada boca arriba y relajar cada parte del cuerpo de manera pausada y consciente. Al mismos tiempo tienes que respirar profundamente y dejar que tus pensamientos entren y salgan de tu mente.

Hacer la savasana te ayudará a a calmar tu mente, te relajará y te aliviará el estrés y la depresión (si las tuvieras).

Fuente: Self/Mujer hoy





elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS