Dejar ir el pasado, es darle una oportunidad al futuro


Sábado, 04 Marzo 2017
Dejar ir el pasado, es darle una oportunidad al futuro

Muchas veces no nos damos cuenta de lo anclados que estamos a nuestro pasado, bien sea porque lo consideramos negativo o por lo contrario, pero cualquiera de los dos escenarios resultan grandes piedras de tranca para disfrutar nuestro presente y más aún para abrirle paso al futuro que deseamos.


Cuando nuestro pasado nos atormenta porque lo consideramos doloroso, porque hemos sido abandonados, engañados, porque cometimos errores que nos dejaron grandes consecuencias, porque tuvimos pérdidas que sentimos trascendentales y recurrimos a ese tiempo de manera constante para alimentarnos de ese dolor, estamos dándole cabida al sufrimiento, al estado de insatisfacción y la frustración de no haber vivido algo diferente.

dejar

Podemos inclusive comparar nuestras vidas con las de otras personas, concluyendo que hemos estado en desventaja y que lo que vivimos actualmente es el resultado de no haber tenido mejores condiciones en nuestro pasado. Muchas veces culpamos a otros, a nuestros padres, a ex-amores, e inclusive a la llegada de nuestros hijos, responsabilizándolos de lo que ha sido nuestra vida. Otras veces no sabemos perdonarnos a nosotros mismos y vivimos atados a la culpa.


En ocasiones pensamos que en nuestro pasado se ubica lo mejor de nuestras vidas, generando nostalgia y frustración por lo que dejamos atrás, cuando éramos más jóvenes, cuando tuvimos dinero, cuando teníamos ese trabajo soñado, cuando estábamos solteros, colocándonos de entrada la limitación para vivir algo mejor en nuestro presente y tachando las posibilidades de un futuro prometedor.

dejar-ir-es-parte-de-tu-historia-no-de-tu-destino

Cualquiera de los dos escenarios es realmente negativo para el tránsito de nuestra vida, el pasado no puede ser modificado y aunque determina muchas de las cosas que hoy vivimos, no debe definirnos. Todo en la vida es transitorio, el haber vivido una experiencia negativa o considerar nuestro pasado traumático, no debe bajo ninguna circunstancia hacer del resto de nuestra vida un desastre. Somos los dueños de los cambios que queremos ver, debemos ser capaces de dejar el sufrimiento en el pasado y abrir espacio para mejores oportunidades, perdonemos y aceptemos, de no hacerlo, viviremos sometidos a un sufrimiento continuo que no nos permitirá avanzar.


Consideremos que lo mejor está por venir, independientemente de lo que haya ocurrido en nuestro pasado, debemos siempre albergar en nuestro corazón la esperanza de que colmaremos de felicidad nuestra vida, que sabremos aprovechar cada oportunidad de nuestra vida, cada segundo que se nos otorgue, confiando en los procesos de la vida y viviendo cada momento libre de nuestro pasado. La vida es hermosa y cambiante, no desperdiciemos ninguno de sus instantes pensando en un pasado que le hace sombra a nuestro presente y a nuestro futuro.

Dejar ir 5












Por: Sara Espejo


Vía: Mujer





elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS