¿Es mejor correr de día que de noche?


Jueves, 09 Marzo 2017
¿Es mejor correr de día que de noche?

¿De día o de noche? ¿Cuál es la hora perfecta para correr? Sea cual fuere la actividad que se vaya a realizar siempre existe esta duda y es que hay quienes recomiendan hacerlo muy temprano por las mañanas o antes de dormir.

Quienes corren o realizan cualquier otra actividad por las mañanas aseguran que su humor mejora y se sienten más activos durante todo el día. También señalan que su rendimiento en el trabajo será mejor.

Otras personas prefieren la noche para correr, ya que les sirve como terapia para liberar la tensión acumulada durante todo el día y porque además les ayuda a dormir mejor, despertar con más energías y rendir mejor.

Entonces, ¿día o noche? En realidad no hay una respuesta definitiva, correr por las mañanas o antes de irse a dormir es igual de beneficioso. Mantener el cuerpo activo es lo más importante, el horario que se elija depende mucho de la disposición de cada uno y su comodidad.

Si bien el horario es lo de menos, hay que tener presentes ciertas recomendaciones, que según los especialistas son importantes.

Para los corredores de día

Los expertos recomiendan no correr cuando la temperatura esté alta, debido a que el cuerpo perderá más líquidos a través del sudor y está más expuesto a un golpe de calor. 

Si se va a correr de día que sea muy temprano, cuando el sol todavía no está quemando demasiado. Llevar un gorro, ponerse bloqueador solar y beber mucha agua es importante. Si uno cuenta con una caminadora en casa entonces no habrá ningún problema en correr a la hora que se desee. 

Para los corredores nocturnos

Buscar un lugar bien iluminado para evitar tropezar y sufrir alguna lesión, llevar ropa de colores llamativos y sobre todo mantenerse bien alertas a los vehículos y a las zonas por donde se está corriendo. Hay que evitar los lugares poco seguros y con poca iluminación. 

Se recomienda terminar de correr al menos un par de horas antes de irse a la cama. Después de realizar cualquier actividad, el cuerpo necesita tiempo para relajarse. 

También es importante recuperar energías, por lo que hay que cenar, pero no debe ser inmediatamente después de correr. Tras tomar una ducha el cuerpo estará listo para recibir alimentos. Una cena liviana, pero muy nutritiva es ideal. 

Para mejores resultados se debe evitar beber alcohol.

Fuente: El Clarín





elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS