Canciones que dicen escuchar las personas inteligentes pero en realidad son para todos


Viernes, 17 Marzo 2017
Canciones que dicen escuchar las personas inteligentes pero en realidad son para todos

En el artículo “Bandas que sólo escuchan las personas inteligentes“, la autora citó un estudio en el que se revelaba que las personas con un IQ alto escuchan músicos como Led Zeppelin, Norah Jones, David Bowie, Muse, Radiohead, entre otros. Mientras que los individuos con puntaje bajo prefieren canciones de: Kelly Clarkson, Akon, rap, R&B, reggaetón y pop.

El texto –por supuesto– causó polémica, dejando ver dos cosas: el dichoso estudio carecía de credibilidad al grado del absurdo y que aún existe una estigma sobre el género y el tipo de persona que lo escucha. Con seguridad, hoy podemos decir que escuchar rock, indie o progresivo no te hace más inteligente y en el lado opuesto, degustar un tema de Bruno Mars o Katy Perry no te hace más tonto. 

música instrumental

El otro prejuicio del arte sonoro está en que la música clásica o instrumental es para los intelectuales o para personajes con gustos refinados. Aquel es otro gran error, porque a pesar de estar encubiertos por la institución de las Bellas Artes, dichas piezas en algún momento de la historia fueron las predilectas del pueblo (si quieren verlo así) o fueron creadas por personas que alguna vez estuvieron en contacto con el rock y el pop.

Los siguientes ejemplos son la prueba.



‘Emerald and Stone’
Brian Eno

Al inicio de su carrera musical, Brian Eno era un músico de glam que hacía bailes sensuales arriba del escenario. Con el tiempo se fue quitando el maquillaje y alejándose del escándalo del rock. Consolidando el género ambient, y hoy es reconocido por trabajos minimalistas y tranquilos.





‘Metamorphosis Two’ – Philip Glass

Philip Morris Glass es quizá el compositor contemporáneo más famoso del mundo. Inició su carrera musical en un conservatorio pero al poco tiempo se internó en el oleaje de otros géneros para encontrar su identidad. En su afán de conocer más, Glass trabajó con artistas pop y compuso la banda sonora de películas hollywoodenses.





‘Hoppípolla’ – Sigur Rós

Esta banda islandesa toca post-rock, es decir, componen bajo una estética vanguardista. Para hacer más ostentosos su temas, Sigur Rós construyó un lenguaje subjetivo que sólo ellos entienden y asombran a más de un desprevenido. La verdad es que el grupo que se formó bajo un gran concepto, pero nada tiene que con una exclusividad para seres inteligentes.





‘La Valse d’Amelie’ – Yann Tiersen

Mientras que Philip es el compositor contemporáneo más reconocido, Yan Tiersen podría ser el más popular. Compuso la banda sonora de la aclamada cinta “Amelie” con exquisitos sonidos que evocan una París de ensueño. A pesar que sus piezas entran en el género de la música clásica, sus piezas son escuchadas por millones de personas en el mundo, que poco les interesa si son llamados inteligentes o tontos; saben que el arte va más allá de una etiqueta.





‘Gymnopédie No.1’ – Erik Satie 

Puede que Erik Satie sea considerado como un autor de culto, debido a su vida excéntrica y llena de vicisitudes, pero cuando se habla de música es uno de los artistas más explotados en la cultura pop. Sus tema, ‘Gymnopédie No.1?, ha sonado en, al menos, 30 películas, lo que demuestra que sus piezas son para todo público.





‘5th Symphony’
Ludwing van Beethoven

El caso de Beethoven es muy parecido al de Erik Satie. La famosa ‘quinta sinfonía’, no sólo ha aparecido en películas, sino también en caricaturas, comerciales, reality shows y cualquier tipo de material audiovisual. ¿Quién dijo que era sólo para personas inteligentes?





‘Alberto Balsam’ – Aphex Twin


Aphex Twin es considerado el productor más importante de un género de avanzada, el Intelligent Dance Music. ¿Suena bastante clasista? En realidad este movimiento de música electrónica nació en oposición a los raves masivos, aunque con el tiempo fue perdiendo su identidad, hasta llegar a ser música que suena de fondo en una tienda. ¿Por qué? No tiene voz y el ritmo es atractivo.



Con estas siete canciones se demuestra que la música clásica no sólo es para las personas inteligentes, es más, no existen canciones especiales para estas personas. El arte es libre y puede ser escuchadas por todos.

Fuente: Cultura Colectiva // http://culturacolectiva.com




elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS