En este momento de mi vida estoy buscando hacer exclusivamente lo que me hace feliz


Viernes, 17 Marzo 2017
En este momento de mi vida estoy buscando hacer exclusivamente lo que me hace feliz

Cuánto tiempo tuvo que pasar para darme cuenta de que invertía la mayoría de mi tiempo en cosas que realmente no me llenaban, que guardaba para mí y para lo que realmente me apasionaba solo las sobras, los minutos restantes, quizás representaban un sacrificio de mis horas de sueño, pero de seguro nunca tenían una posición privilegiada en mi lista de prioridades.


No conforme con esto, el tiempo que finalmente fabricaba para aquello que me hacía vibrar iba cargado de una cuota de remordimiento y por pensamientos constantes que me desconcentraban y me hacían preocuparme por cosas que estaban aconteciendo en mi mente en otro tiempo, o bien me cargaba de nostalgia, con recuerdos de mi pasado… En fin pocas veces lograba estar realmente allí.

triste-ruptura-amorosa-sanacion1

Resulta que en algún momento comencé a perder el interés por casi todo lo que hacía, mi vida completa gritaba por un cambio, me sentía consumida en la rutina, en la generación de dinero, en un callejón en donde muchos estamos, pero que algunos creemos morir asfixiados en él. Comencé a cuestionarme muchas cosas de lo que hacía, comencé a estar consciente de cómo vivía mis experiencias. Necesitaba entender por qué todo lo que había tenido mi atención durante prácticamente toda mi vida, ahora resultaba tan banal, tan prescindible.


Comprendí que no por nuestra crianza, por la sociedad, por los lineamientos que nos dictan desde que somos muy pequeños, llegamos a creer que lo más normal representa una mejor vida, pero resulta que si no te hace vibrar, no importa, no es lo que debes hacer, no  es donde debes estar.

mujer-triste (1)

Debemos escuchar a nuestro corazón cuando se expresa y nos dice: ¡Muévete! Debemos dejar los miedos a un lado y actuar, debemos escuchar esa voz interior que tenemos toda la vida mandándola a callar, cuando ella trata de llevarnos a donde debemos estar. Nuestra mente acostumbrada a sus creencias y sus pautas quiere mantenernos “seguros”, todo lo desconocido es un riesgo, pero de seguro no habrá sitio más seguro que una urna.


No es sencillo callar nuestra mente, no es sencillo romper paradigmas y sencillamente dejarnos guiar por nuestra intuición. Más aún cuando no logramos identificar esa voz. Pero si interpretamos lo que sentimos tendremos una buena guía, si sentimos esa alegría que proviene del alma, si no podemos borrar la sonrisa de nuestro rostro, muy probablemente estaremos orientados por un buen camino.

vivir

Dedica tu tiempo a hacer lo que te haga feliz, haz las cosas con amor, agradece cada oportunidad, cada día, cada respiro, estamos aquí y mientras eso ocurra es nuestro deber hacer que valga la pena, que nuestro libro de vida tenga muchas experiencias, amores, lágrimas, intensidad, pasión!!… que pasemos realmente por la vida y no al contrario. Que nuestro corazón se acelere muchas veces al día mostrándonos la vibración de la vida. Nunca digas que es tarde, no importa cómo hemos invertido nuestro tiempo, lo importante es lo que haremos desde este preciso instante en adelante.












Por: Sara Espejo


Vía: Mujer





elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS