La desconfianza en la relación de pareja


Viernes, 17 Marzo 2017
La desconfianza en la relación de pareja

¿Es posible volver a confiar en tu pareja tras un suceso traumático? ¿Es posible dejar atrás reproches y rencores y comenzar de cero de nuevo con tu pareja? ¿Es que nos empeñamos en que algo funcione cuando quizás está abocado al fracaso?


La confianza es uno de los pilares básicos en los que debe asentarse una relación sana de pareja, cuando ésta se pone en entredicho es más fácil perderla que recuperarla. Por eso, la desconfianza en la pareja es una de las principales causas de conflicto y ruptura sentimental. Es cierto que es muy difícil recuperar plenamente la confianza en tu pareja tras una situación complicada emocionalmente pero ¿es imposible?. Es necesario realizar un arduo trabajo tanto a nivel personal como de pareja para lograrlo y es que hay muchas parejas que han sido capaces de superar estos baches, renegociar las condiciones de su relación y aprender a controlar sus celos, inseguridades o la propia desconfianza para no generar una continua inestabilidad emocional dentro de la pareja.


¿Cómo se consigue ésto?

Conseguir esto no es nada fácil. El hecho de ser infiel, faltar el respeto o traicionar a la pareja hace creer al otro que algo ha fallado en el sistema que han creado, la inseguridad puede llegar a crecer en su interior, la necesidad de saber por qué lo hizo y el miedo al cambio hacen actuar a la pareja traicionada de forma errática o desesperada aflorando emociones tales como la ira, la tristeza y la ansiedad que terminan de abrir una brecha entre ambos llamada desconfianza. Por lo que, si se da una nueva oportunidad a la relación es necesario reconducir varios aspectos por parte de las dos personas y, sobre todo, proporcionar una nueva perspectiva de la relación.


La persona que traiciona

separacion1-640x384

Si la persona que ha cometido el error se muestra arrepentida del comportamiento que ha tenido y se considera la opción de darle una nueva oportunidad, será el que más deberá poner de su parte para conseguir, primero el perdón, y posteriormente ganarse de nuevo la confianza perdida. La comunicación sobre los sentimientos es algo muy importante en las primeras etapas para crear de nuevo una confianza estable, es necesario hablar con la otra persona para explicarle qué se le pasó por la cabeza para hacerlo, saciar esa necesidad de saber del otro para comprender por qué lo hiciste y dar un significado a la situación, desculpabilizándole de lo ocurrido; si hay algo que quieras confesar en tu pareja es momento de decirlo. Es muy importante no acusar a la otra persona “tú me has llevado a esa situación” pues se estará instaurando una nueva emoción negativa, la culpa y el proceso de creación de confianza no tendrá éxito.


Es necesario asumir responsabilidades, aprender de lo que ha fallado y cuidar la relación con mimo y cariño, has de estar atento a las necesidades de tu pareja, que ahora estará en constante alerta, fomentar tu paciencia, ya que la confianza requiere mucho tiempo para recuperarse, y valorar la nueva oportunidad que tienes para hacer las cosas adecuadamente.


En resumen:


  • Comunicación emocional con tu pareja para entender lo ocurrido
  • Desculpabilizar a la pareja y asumir responsabilidades del error cometido
  • No acusar al otro
  • Cuidar la relación con más amor, afecto y cariño
  • Estar atento a las necesidades de la pareja
  • Fomentar la paciencia y la constancia para reconstituir de nuevo la confianza perdida


La persona traicionada

la separación

No todas las personas reaccionan de la misma manera ante un suceso de este tipo, pero si es importante que tras lo ocurrido la persona trabaje ciertos aspectos a nivel personal y relacional. Para recuperar la confianza en una persona, es fundamental que te sientas seguro de ti mismo, ya que, los celos, la envidia o la baja autoestima son factores que aumentan a la desconfianza. Por lo que, en primer lugar deberás valorarte como persona y también dentro de la relación, sopesa qué aportas a tu pareja, cuáles son tus virtudes a potenciar y defectos a mejorar, también reflexiona acerca de lo que te aporta la otra persona.


Posteriormente, considera si la relación que mantienes con tu pareja es una relación sana o tóxica, piensa en cómo ves a tu pareja, si es para ti una obsesión, un capricho, si quieres estar constantemente con esa persona, o por el contrario, os dais espacio y tiempo para cada uno y os valoráis mutuamente, ya que ésta última opción es la aconsejable para mantener una relación sana.


El rencor o el recelo es la más difícil de las batallas, no es necesario que conozcas todos los detalles de lo ocurrido pues te harán más daño y serán imágenes mentales o pensamientos distorsionados muy difíciles de erradicar que generarán en ti ira y tristeza, lo cual no ayudará a mejorar la relación, pero sí es interesante que sepas por qué ha ocurrido y sobre todo, que tengas la máxima seguridad de que ésto no volverá a suceder, sino es inútil que sigas adelante.


El rencor es una emoción que nace dentro de ti, pero creada por otra persona, comunícate con tu pareja de forma asertiva para que entienda tu situación y el daño que ha podido causar con su actuación, de esta forma será más probable que se posicione empáticamente en tu situación y exista una comunicación más fluida y abierta que permita mejorar la confianza perdida. Otra forma de eliminar el dolor emocional por una traición puede ser escribiendo una carta, que después puedes dársela a tu pareja o destruirla como forma simbólica de cerrar ese capítulo; el ejercicio físico también puede ayudar a descargar física y emocionalmente. Por último, perdona, tanto a ti mismo como a la otra persona, perdonar no significa olvidar, pero sí es necesario hacer un ejercicio de perdón para seguir adelante, no es necesario decírselo a tu pareja, pero sí es fundamental que lo sientas como real en tu interior sino no tendrá sentido.


En definitiva:


  • Trabajar tu yo interno eliminando cualquier rastro de celos, envidia o inseguridad
  • Valórate como persona, reflexiona acerca de todas tus cualidades y capacidades
  • Elimina cualquier obsesión, capricho o dependencia emocional que sientas por la otra persona, siéntete como una persona individual y autónoma, y a tu pareja como alguien que te complementa
  • Comprende lo sucedido y comunica a tu pareja tu punto de vista para fomentar la empatía
  • Desahógate y elimina el rencor, transfórmalo en una fórmula que mejore la relación
  • Perdona a tu pareja y perdónate a ti, si así lo necesitas


Renegociación de la relación

Finalmente, si habéis decidido darle una nueva oportunidad a la relación, es necesario renegociar las condiciones de la misma, comunicaros sincera y abiertamente, exponer tanto aquello que os gusta de la relación como aquello que no e intentar llegar a un acuerdo. Recordar mantener el respeto mutuo y dejar a un lado cualquier reproche, sed racionales y utilizar ejemplos para ver distintos puntos de vista. También es positivo hacer cambios, si vivís juntos podéis cambiar algo en la casa (pintar paredes, cambiar la decoración, etc) o también podéis colocar un objeto simbólico que signifique un nuevo comienzo en vuestra relación, de forma que os recuerde que debéis esforzaros por cuidar y mejorar vuestra relación, creando nuevos lazos de confianza, amor y seguridad.


Si has intentado éstas u otras técnicas, o tu pareja se muestra reacio, no ves arrepentimiento por su parte, si crees que no vas a ser capaz de volver a confiar o si tu rencor es mayor que tu motivación, tienes dos opciones:


  1. dar por concluida la relación, antes de seguir haciéndoos más daño o
  2. acudir a un especialista en psicología para que te ayude de forma individual o en terapia de pareja, el psicólogo valorará la conveniencia de una u otra opción.










Vía: avilespsicologos





elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS