La que quiera azul celeste, ¿Qué se acueste?


Lunes, 20 Marzo 2017
La que quiera azul celeste, ¿Qué se acueste?

Cuando las mujeres comenzamos a salir con una nueva pareja o prospecto de, entre los temas primordiales y manejados la mayoría del tiempo bajo el lenguaje corporal, es el s e x o.

Poco a poco comienzan a conocerse y sin darse cuenta aparecen los encuentros más subidos de tono, en esa instancia, a veces te cuestionas si has dejado pasar el tiempo preciso para tener relaciones intimas con él.

Y aunque por experiencia te dejas llevar por las circunstancias que ocurran  aquí te contamos si estas o no en lo correcto.


 

La dinámica es siempre la misma. Salen, luego te va a dejar o lo dejas tú y comienzan los besos, abrazos y muestras de afecto subidos de tono.  Después te invita a pasar a su casa y sigue todo muy acalorado, pero esa primera vez no siempre resulta.


Hay veces en que él no quiere, en un menor porcentaje. Se siente presionado y sin explicación deja de lado el momento y vuelven a conversar. En ese momento no lo comprendes, pero no te pases películas, ya que muchas veces para ellos la primera vez en más compleja.


 

El panorama cambia cuando los dos están de acuerdo; pasado el tiempo que haya pasado, la pegunta es siempre la misma, ¿es el momento indicado? Al parecer la respuesta radica dependiendo del contexto cultural y, por qué no, de la mentalidad machista o no bajo la que hayamos crecido.


Por un lado es más común que la mujer mantenga esa inseguridad luego de tomar la decisión de intimar, por miedo a perderlo, a que no vuelvan a estar juntos o a que todo cambie. Lo importante  es aprender a confiar en nosotras mismas, en tener claro quiénes somos y en satisfacer nuestro deseo sexual.


 

Según especialistas de la Universidad Autónoma de Madrid los jóvenes entre 27 y 30 años consideran que no importa el tiempo que se espere para tener relaciones intimas después de conocer a la pareja.

Ahora, hay que tener claro qué se espera después de dar y recibir amor: hay quienes esperan una, dos y hasta cuatro llamadas al siguiente día y aquí es donde el drama comienza.

En los hombres surgen otro tipo de preguntas: ¿será que la mujer es de confiar? ¿Estará enamorada? ¿Ahora cómo le digo que se vaya? Y sin saber qué pasa por nuestra mente asumen que todo saldrá de la peor forma.


 

O tal vez somos nosotras las que podemos preguntarnos eso y ellos quedar enamorados tras el primer encuentro. Sea cual sea la decisión que tomes recuerda siempre permanecer segura de ti misma.


Autor: Soycarmin 







elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS