Esta chica se casó con el hombre que le salvó la vida después de que su novio intentó matarla


Sábado, 08 Abril 2017
Esta chica se casó con el hombre que le salvó la vida después de que su novio intentó matarla

Melissa Dohme tenía 20 años cuando la dejaron al borde de la muerte, justo afuera de su casa en Clearwater, Florida. En 2012 la joven fue apuñalada 32 veces por su ex novio Robert Lee Burton Jr,  pero el bombero y paramédico Cameron Hill llegó a tiempo a la escena para transportarla a emergencias en ambulancia y helicóptero.

Contra todo pronóstico, Melissa sobrevivió; Hill le salvó la vida y ahora se acaban de casar ante más de 200 invitados, entre familiares, amigos, policías, bomberos y doctores.

La historia de amor comenzó luego de que Melissa y Cameron coincidieran unos 10 meses después del incidente, en una fiesta para celebrar que la chica se había recuperado del ataque. La pareja estuvo saliendo por dos años, hasta que Hill le pidió matrimonio durante un partido de béisbol de los Tampa Bay Devil Rays, de San Petersburgo (Florida, E.U).

Melissa fue llamada al centro del campo cuando apareció Cameron con una pelota que decía "¿Quieres casarte conmigo?". Ella se situó en el campo para lanzar la bola, pero no tenía pelota. Y fue entonces cuando Cameron le llevó la pelota con la petición se arrodilló ante ella y le dio el anillo.        

"Su fuerza era increíble", dijo Hill en exclusiva para la revista People. "Eso fue lo primero que me enamoró."

 

Sobre la relación que la llevó al borde de la muerte

En entrevista con la BBC, Melissa relató que su relación con Burton, el exnovio que la apuñaló, era perfecta, que se habían conocido en la secundaria y que "era encantador, divertido y bonachón". Pero su comportamiento comportamiento cambió cuando la chica comenzó a buscar universidades para estudiar pues este se puso celoso y menospreciaba su éxito. La actitud de burt empeoró pues se convirtió en un sujeto explosivo que maltrataba a Melissa al tiempo que la amenazó con suicidarse si lo dejaba.

Días antes del brutal ataque, Melissa acusó a Burt por violencia doméstica, se fue a juicio y lo condenaron a 10 horas de cárcel. "Pensé que me había librado de é", dijo la joven. Burt desapareció de la vida de Melissa durante varios meses, incluso se especuló que había conseguido otra novia sin embargo, al poco tiempo volvió a contactarla para "cerrar su relación".

Pero Melissa no hizo caso a su intuición y fue a verlo, con un gas pimienta "por si acaso". El sujeto se acercó para abrazarla pero llevaba una navaja con la que empezó a apuñalarla sin parar. Melissa intentó escapar pero la pérdida de sangre entorpeció sus piernas y su coordinación, no podía gritar y sólo se quedó tendida en el suelo hasta que milagrosamente llegó la policía y los servicios de emergencia donde Cameron operaba.

 

 

La agresión le dejó el cráneo y la mandíbula rotos, además de la nariz fracturada y los nervios faciales destrozados pero tras varias cirugías y terapias, Melissa recuperó sus facciones, el movimiento y el habla.

Burton fue capturado y condenado a cadena perpetua sin libertad condicional en agosto de 2013, bajo el cargo de un intento de asesinato en primer grado.

Antes del incidente, Melissa quería estudiar enfermería para salvar vidas pero se dio cuenta de que podía hacerlo mediante la lucha contra la violencia doméstica por lo que optó por Administración y Liderazgo Organizacional en Negocios en la Universidad de San Petersburgo, Florida, donde año más tarde recibiría el anillo de compromiso. 

 


Visto en: http://www.nuevamujer.com




elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS