25 PELÍCULAS PARA IMPRESIONAR A UN CINÉFILO


Viernes, 14 Abril 2017
25 PELÍCULAS PARA IMPRESIONAR A UN CINÉFILO

Esta galería tiene una doble función. Por un lado, si te gusta el cine pero de un modo muy 'casual', te ofrecemos más de veinte títulos con los que siempre quedarás de lujo delante de un cinéfilo, y sobre todo delante de un estudiante de cine. Si los quieres impresionar, camelar, enamorar...

 

¡Eso ya es decisión tuya! Por otro lado, si eres un cinéfilo consagrado, te ponemos a prueba: ¿Has visto todas estas obras maestras del cine? Si la respuesta es no... Coge papel y boli.

 


 

LA GRAN BELLEZA (2013)

 

Uno de los títulos recientes que más rápidamente se ha convertido en un clásico del cine. Paolo Sorrentino lo ganó TODO hace cuatro años con esta película ambientada en la ostentosa vida italiana, y es un título que todo cinéfilo está encantado de reivindicar. ¡Y con razón!

 


 

EL ÁRBOL DE LA VIDA (2011)

 

Lo que realmente impresionará a un cinéfilo sobre esta película es si la has llegado a entender. No, probablemente él tampoco la entendió. Sí, probablemente también lo buscó en Google. ¡Pero qué más da! El caso es que esta película de Terrence Malick es hermosa a más no poder y merece un visionado (no en horas de siesta).

 


 

TÍO BOONME RECUERDA SUS VIDAS PASADAS (2010)

 

Palma de Oro en Cannes hace tan sólo unos años, esta película tailandesa consagró un nombre que, pese a su dificultad para pronunciarlo, ya no podremos olvidar jamás: Apichatpong Weerasethakul. A pesar de ser un grande en los circuitos de cine alternativo y festivales cinematográficos, su cine es poco conocido y es un valor seguro para dejar sin palabras a alguien en una conversación sobre la materia.

 


 

ANTICRISTO (2009)

 

Lars von Trier es otro de los nombres que tienes que conocer para impresionar a un cinéfilo. Aunque la conversación podría empezar por 'Nymphomaniac' por ser la más reciente, sacar 'Anticristo' (o 'Melancolía', por ejemplo) en la conversación es un éxito seguro. Por su crudeza, su complejidad, su intensidad... Esta película es una bomba de interpretaciones.

 


 

OLDBOY (2003)

 

Un clásico contemporáneo del cine coreano, dirigido por Park Chan-wook. Importante no confundir con el remake americano de 2013 y, ANTE TODO, no hacer nunca spoiler del final para demostrar lo mucho que sabes. Eso no es propio de un cinéfilo elegante.

 


 

LOST IN TRANSLATION (2003)

 

Si has estado evitando esta película porque te parecía muy 'hipster', ¡SHAME! Sofia Coppola, que ya sorprendió con la maravillosa 'Las vírgenes suicidas', volvió tras la cámara para traernos un relato de la soledad moderna. Desgarrador a la vez que hipnótico. Y salen Bill Murray y Scarlett Johansson, ¿qué más quieres?

 


 

MULHOLLAND DRIVE (2001)

 

Para muchos, la mejor película de lo que llevamos de siglo. Y probablemente una de las más complicadas de entender. Adéntrate en el mundo de David Lynch para poder decir, como todos, que la primera vez que la viste no entendiste ni papa, pero que cuando descubriste el pastel (si es que realmente hay uno) te diste cuenta de lo maravillosa que es.

 


 

DESEANDO AMAR (2000)

 

Posiblemente, una de las películas más hermosas jamás rodadas. Esa cámara lenta, esa música, los colores, la iluminación, las pasiones soterradas... Una auténtica obra maestra del cine chino firmada por Wong Kar Wai y que espero ya estés apuntando a tu lista si todavía no la has visto.

 


 

VIDEODROME (1983)

 

David Cronenberg es un nombre que debes conocer si no estás familiarizado ya con él. Esta es una de sus obras más emblemáticas, que inauguró esa Nueva Carne donde las mutaciones y las fusiones del humano y la tecnología permitían encontrar la propia identidad. Una 'bizarrada' importante que no te puedes perder.

 


 

FITZCARRALDO (1982)

 

Fitzcarraldo, el conquistador de lo inútil, ese que quiso atravesar una montaña con un barco para poder llevar la ópera a la selva amazónica. Tras esta historia REAL está (cómo no) el cineasta Werner Herzog, un imprescindible en tus conocimientos sobre el séptimo arte.

 


 

LA VIDA DE BRIAN (1979)

 

No sólo hay que ver cosas serias para impresionar a un cinéfilo. Aunque las comedias siempre han estado peor consideradas que los dramas (que se lo digan a los Goya de este año), hay algunas que han pasado a la historia con muchos honores. Esta de los Monty Python es, probablemente, lo más tronchante que puedas ver esta Semana Santa.

 


 

MANHATTAN (1979)

 

No podía faltar en esta lista el magnífico Woody Allen, que además de tocar el clarinete y no asistir nunca a los Oscar, hace unas películas muy interesantes. Esta es probablemente la más icónica de su carrera, quizás porque se la dedica a lo que más ha querido en su vida: Nueva York. 

 


 

ALIEN, EL OCTAVO PASAJERO (1979)

 

Nunca subestimemos las películas populares. Está muy bien conocer el cine de Weerasethakul y no dormirse con Malick, pero los grandes clásicos del cine lo son por alguna razón. Ridley Scott sorprendió al mundo con este film de terror y ciencia ficción, y si algún cinéfilo descubre que no la has visto, su mirada de desprecio será terrible.

 


 

TAXI DRIVER (1976)

 

Un clásico entre los clásicos, pero, lo creáis o no, aún hay gente que no ha visto esta magnética obra de Martin Scorsese. Así que si está en tu lista de pendientes desde hace mucho tiempo, es hora de que suba a la primera posición y le dediques un visionado. No será el último, ¡seguro!

 


 

EL PADRINO (1972)

 

Otro clásico donde los haya. Da igual que el cine de gángsters no sea lo tuyo, esta obra maestra de Francis Ford Coppola es un MUST absoluto. Aceptar que no la has visto delante de comunidades cinéfilas puede traer consecuencias desastrosas.

 


 

2001: UNA ODISEA EN EL ESPACIO (1968)

 

Lo sé: lo has intentado varias veces y nunca pasas de la fase de los monos. Hey, lo entendemos, no es una película fácil... pero eso es lo que la hace más interesante. Si eres capaz de aguantar hasta el final te darás cuenta de que ese Stanley Kubrick al que has estado evitando era, en realidad, un maldito genio.

 


 

LOS PARAGUAS DE CHERBURGO (1964)

 

Que se abstengan de este título los 'haters' del musical: en esta película de Jacques Demy se cantan hasta los 'Buenos días'. Aun así, si oír cantar inesperadamente a los personajes no te causa un debate interno con tus ansias de realismo cinematográfico, disfrutarás de esta gran pieza musical que ha supuesto una de las mayores influencias de 'La La Land: La ciudad de las estrellas'.

 


 

FELLINI, OCHO Y MEDIO (1963)

 

Este fotograma de Marcello Mastroianni fue imagen del Festival de Cannes de hace unos años, algo que muestra la importancia del título y, sobre todo, de su director. El nombre de Federico Fellini nunca puede pillarte desprevenido en una conversación sobre cine. ¡Sería inconcebible!

 


 

AL FINAL DE LA ESCAPADA (1960)

 

Hay muchas razones por las que esta película de Jean Luc Godard es importante para la Historia del Cine. Es una de las primeras y más rebeldes muestras de la Nouvelle Vague, supuso un avance sustancial en el lenguaje del cine y, además, ha sido una inspiración para muchas de sus predecesoras. Un título imprescindible para el conocimiento de cualquier cinéfilo.

 


 

PICKPOCKET (1959)

 

Una de las películas más estudiadas en las escuelas de cine, en parte por la mágica coreografía que exhibe en el controvertido arte de robar carteras. Robert Bresson es todo un maestro del cine francés, que mínimo tiene que sonarte antes de ponerte a dialogar sobre cine con alguien entendido en el tema.

 


 

VÉRTIGO (DE ENTRE LOS MUERTOS) (1958)

 

Por haber sido nombrada la mejor película de la Historia del Cine en alguna ocasión, es 'Vertigo' la representante de (pónganse en pie) Alfred Hitchcock en esta lista. Pero podría haber sido cualquiera, desde 'Rebeca' hasta 'Psicosis' pasando por 'La soga'. Un director imprescindible, sin el que no se podría entender el cine.

 


 

EL SÉPTIMO SELLO (1957)

 

Si alguna vez el cine sueco es tema de conversación (sí, puede pasar), Ingmar Bergman es tu hombre. De hecho, es uno de los directores más importantes del cine europeo, y lo demostró sobre todo con esta película donde, como se ve en la imagen, La Muerte y un humano se juegan la vida de éste último a una partida de ajedrez.

 


 

CIUDADANO KANE (1941)

 

La ópera prima de Orson Welles es considerada una de las mejores películas de la Historia del Cine. Cada segundo de su metraje se ha estudiado a lo largo de décadas, y hoy en día sigue siendo un referente en las escuelas de cine de todo el mundo. Es por eso que, si quieres quedar bien delante de un cinéfilo, tus conocimientos sobre este film no pueden flaquear.

 


 

LA REGLA DEL JUEGO (1939)

 

Es una de las películas mejor valoradas en todas las plataformas de votación, y no es porque sí. Jean Renoir exprimió su talento en esta fantástica película de enredos, espejos y mucha, mucha ambigüedad.

 


 

LA PASIÓN DE JUANA DE ARCO (1928)

 

Esta es ya para un nivel experto. Será ese momento en que hables de ella y el cinéfilo/a en cuestión te pida matrimonio. Esta obra magna de Carl Theodor Dreyer es una muestra de cómo la sencillez puede dejarte sin aliento. Y un dato para consumar la boda: en la película 'Vivir su vida' (1962) de Godard, la protagonista va al cine a ver esta misma película.

 

Desde: FOTOGRAMAS




elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS