COMO MANEJAR LA FUSTRACIÓN Y QUE NO TE LLEVE LA CHINGADA


Miercoles, 19 Abril 2017
COMO MANEJAR LA FUSTRACIÓN Y QUE NO TE LLEVE LA CHINGADA

Nos frustramos cuando algo con lo que soñábamos o ciertos objetivos no se hacen realidad. La causa de nuestras frustraciones se puede atribuir a las fuerzas externas sobre las que no tenemos control. Ante una situación de frustración podemos tomar dos caminos: reaccionar para resolver lo que está causando la frustración o, simplemente, rendirnos sin más.

 

La frustración no siempre es algo negativo. A veces, puede ser positiva porque nos espolea, nos da más fuerzas para conseguir aquello que deseamos, con más empeño si cabe. Nos puede dar una nueva perspectiva de las cosas, y eso puede conducirnos hacia el éxito. Así que es normal que nos sintamos frustrados de vez en cuando. Pero lo que realmente importa es cómo nosotros nos enfrentamos a ello. Y al igual que cualquier problema de comportamiento que nos encontramos en nuestra vida, siempre hay una manera de superarlo.

?

Estrategias para gestionar la frustración

 

1 · Habla con otras personas. A veces, compartir nuestros sentimientos o explicar las cosas en voz alta, hacen que aparezcan las soluciones.

 

2 · Escribe una lista de éxitos y fracasos en un diario. Hacer un seguimiento de lo que creemos que nos está limitando siempre nos puede ayudar a aclararnos. Podemos ver qué cosas tenemos que hacer y pensar en cómo vamos a solucionarlo. De esa manera podemos mantener un cierto control y equilibrio.

 

3 · Aprende continuamente. Si tienes capacidad de aprendizaje y sabes del tema que te preocupa mejorarán tus herramientas de afrontamiento.

 

4 · Acepta las cosas como son. Si hemos hecho todo lo que estaba en nuestra mano y aun así no funciona, quizás sea el momento de ver las cosas desde otra perspectiva. A veces pequeños cambios son necesarios para progresar. No lo veas como algo negativo, no todas las cosas se solucionan de la misma manera.

 

5 · Toma tu tiempo. A veces cuando estás frustrada o en círculos que no avanzan hacia ninguna parte dar un largo paseo, tomar un baño caliente, salir un fin de semana o dormir nos permite tener la mente más clara y poder volver a retomar las situaciones con energías renovadas, más fuertes y resistentes al estrés.

 

6 · Rodéate de personas positivas. La compañía de personas optimistas y positivas es fabulosa, el humor y la vitalidad son contagiosos. Puedes obtener energía de ellos y consejos o ideas para solucionar las cosas que no te acaban de ir bien.

 

Desde: FEMENINO




elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS