LE CONTÓ A SU ABUELA QUE LA ENGAÑARON Y ELLA LE RESPONDIÓ ASÍ


Martes, 09 Mayo 2017
LE CONTÓ A SU ABUELA QUE LA ENGAÑARON Y ELLA LE RESPONDIÓ ASÍ

Todas tenemos una conexión especial con nuestras abuelas y esta historia lo rectifica. Una chica fue a visitar a su abuela para contarle sus problemas. Exactamente, para contarle que su novio la había engañado. Le contó que se sentía devastada y que quería darse por vencida, pues sentía que no podía superarlo. Además se sentía cansada de la vida, pues tras un problema siempre venia otro más grande.

 


 

La abuela le dijo que cada uno de los elementos había enfrentado una sola adversidad: el agua hirviendo. Pero que cada uno había reaccionado de forma muy diferente. La zanahoria llegó al agua dura y tenaz. Aunque luego tras ser sometida se suavizó y debilito. El huevo que era muy frágil, se endureció en su interior después de entrar al agua. Finalmente, los granos de cafés fueron únicos, pues después de entrar al agua, la cambio por completo a esta.

 

La abuela tras acabar su explicación le preguntó a su nieta: ¿Cuál de todos eres tú? Cuando la adversidad te llama, ¿cómo respondes? ¿Eres una zanahoria, un huevo o los granos de café?

 


 

Piensa en esto: ¿soy una zanahoria que parece fuerte pero que con las adversidades me vuelvo débil? ¿Soy un huevo que comienza teniendo un corazón maleable y que con las adversidades cambio? ¿Quizás al igual que el huevo, tengas un carácter alegre, pero después de las perdidas, dolores y dificultades te volviste rígida? O ¿eres como los granos de café que cambio al agua hirviendo a pesar de que son elementos que le causan dolor? Además, cuando el agua se calienta con el café dentro, libera sabor y fragancia. Si eres como el café cuando algo este mal, mejorarás la situación de tu alrededor.

 

La abuela le deseó a su nieta que esta tenga mucha felicidad para hacerse suave, suficientes pruebas para que fuera fuerte y que se esfuerce por ser mejor cada día y feliz. Y es que la gente más feliz no necesariamente tiene todo lo mejor, sino que le saca provecho a lo que tiene delante. Además de que olvidan el pasado para tener un futuro brillante.

 

Y tú, ¿eres una zanahoria, un huevo o los granos de café?

 

Desde: THE GIRL




elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS