11 pequeños hábitos que te ayudan perder peso


Miercoles, 17 Mayo 2017
11 pequeños hábitos que te ayudan perder peso

Despídete de las bebidas gaseosas. Cada bebida de dieta que consumes diario puede incrementar el riesgo de tener sobrepeso en un 65 por ciento, de acuerdo a un estudio. Otras investigaciones sugieren que los endulzantes artificiales estimulan el apetito y causan que comas demás. Lo mejor es dejar de consumirlas y tomar agua natural o mineral con limón.

Consume té verde con frecuencia. El té verde ayuda a acelerar tu metabolismo. Un estudio reciente japonés demostró que las personas que tomaban una botella de 11 onzas diarias de té verde, perdían en promedio 2.5 kilos en tres meses, mientas que quienes bebían té regular sólo perdían poco más de un kilo.

Aumenta el consumo de proteína. Un estudio realizado por la Universidad de Washington demostró que aumentar la cantidad de proteína que se consume a diario puede ayudar a comer menos sin sentir hambre. Las proteínas hacen que el cerebro sea más sensible a la leptina, la hormona de la saciedad. Lo mejor es que al menos un tercio de cada comida sea pura proteína.

Aumenta el consumo de fruta. A pesar de que probablemente has escuchado que la fruta contiene altas cantidades de azúcares y carbohidratos que no ayudan a perder peso, pero la fruta es una excelente alternativa para consumir a cualquier hora. Además, comer fruta en lugar de consumirla en jugo te proporciona más fibra, te mantiene satisfecha por más tiempo y es mucho más barata.

 

Elige las escaleras. Cuando tengas que elegir entre escaleras y elevador, opta por las primeras cada vez que puedas. Te ayudará a mejorar no sólo tu condición física sino la salud en general.

Ve al gimnasio justo después del trabajo o la escuela. Para muchas personas, poner un pie en casa antes de ejercitarse representa un riesgo de no hacer ejercicio porque el descanso siempre sonará como una mejor alternativa.

Más fibra. Si añades más alimentos con fibra a tu dieta, te sentirás más satisfecho, además de que absorberá agua en tu cuerpo y te ayudará a regularizar tu digestión. De acuerdo a un estudio, las mujeres que aumentaron el consumo de fibra a 24 gramos al día, absorbieron 90 calorías menos diariamente.


 

Prefiere el café negro. Si eres amante del café y no puedes hacer prácticamente nada sin antes haber tomado al menos una taza, comienza a tomarlo negro y elimina cremas, azúcar y saborizantes artificiales.

¡Duerme! Las personas que duermen de siete a ocho horas por noche son más delgadas que quienes sólo duermen cinco o seis horas, de acuerdo a la investigación hecha por la Universidad Laval en Quebec. Cuando duermes menos, el cuerpo produce más hormonas del estrés, con lo cual tu apetito puede aumentar. ¿Tienes problemas para dormir? Considera hacer ejercicio antes y no después del trabajo: en un estudio reciente se encontró que las mujeres que se ejercitaban en la mañana tienen sueño más rápido que quienes lo hacen por la tarde o noche.

No tienes que renunciar al alcohol. Cuidar la dieta puede ser algo duro y más si pretendes cortar de tajo con todo, incluyendo el alcohol. Como tampoco se trata de someterte a un régimen militar sino de establecer cambios saludables, simplemente reduce el tamaño del vaso o copa.

Prepara tu comida en casa. Es una de las formas más seguras de perder peso y comer rico y sano, además de que puedes ahorrar dinero. Toma en cuenta que la mayoría de platillos de comida rápida son una fuente de calorías, sodio, conservadores y grasa.


Auto: Corazon




elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS