10 GESTOS QUE A TODA MUJER LE GUSTA QUE TENGAMOS


Jueves, 18 Mayo 2017
10 GESTOS QUE A TODA MUJER LE GUSTA QUE TENGAMOS

¡Que la abraces por detrás…!

Y la beses. Besos en la frente. Besos en el cuello. Besos en el moflete o besos en la mano. En general cualquier tipo de beso romántico que no conlleve implícitamente connotaciones de ningún tipo. Es el simple gesto de cariño y acercamiento. Abrazarla por detrás mientras está en el escritorio con el ordenador, cuando está troceando -en juliana- unas zanahorias sobre la encimera; un beso breve -pero intenso- en la frente antes de salir de casa (o al llegar, como hacen en las películas románticas los chicos cuando llegan cargados con las bolsas de papel en una mano y el periódico y las llaves en la otra). Estirar el brazo por su hombro y acercarla a ti mientras camináis por el paseo marítimo o veis en la tele “Predator III, el retorno de la bestia…”

Bonus: Si cuando la estás abrazando por la espalda, además le das un beso en el cuello encajando tu cabeza entre su cara y su hombro, habrás ganado varios puntos extra. Por si fuera poco, esta postura mola porque ambas cabecitas se solapan y da gustito. Como cuando algo vale 3, 54 y tienes justo eso en el monedero.

tumblr_m2pjg7wHFA1qel6b9o1_500_large

Besos de saludo y despedida

Un poco unido a lo que mencionaba antes, pero mereciendo la pena pararse en este punto. Es un gesto bonito, cariñoso y cálido acercarse a tu pareja a darle un beso cuando despedís u os volvéis a ver. Un beso en los labios, en la mejilla, en la frente, un cachete en el culo (no, esto no, que me he venido arriba). Es un pequeño símbolo para decir “te he echado de menos, me alegro de verte” o “te veré luego, pero antes me llevo un beso tuyo de recuerdo”. De todos modos, esto con cierta mesura, que en según qué casos puede no ser necesario:

—Tss, tss, cariño. ¿Estás despierta?
— (Gmfff) Bueno, ahora sí… ¿qué pasa?
— Nada, tesoro, que me bajo al chino a por unas Pringles de paprica y un Nestea. No quería irme sin despedirte.
— ¿Pero te vas mucho rato?
—No, no, bajo y subo. Dos minutos como mucho. Pero te quiero taaaanto. Necesitaba darte un beso antes de salir…

474d5d7f5aad5c66b6e2fd9619d7c74c

Los mimos

Lo siento, chicos, pero los mimos son la clave. Y son necesarios para cuidar la pareja. Al fin y al cabo, es un momento más de unión entre los dos.

Es relativamente normal que al terminar de entregaros a la pasión entre sábanas y suspiros, te entren ganas de irte a jugar al Grand Turismo, pero debería ser más normal que lo que te apetezca sea abrazarla y disfrutar de su compañía un rato más. Y si no te pasa, tendrás que esforzarte por hacerlo. Además, está demostrado que los mimos y las carantoñas reducen el nivel de estrés y hacen liberar oxitocina, la llamada “molécula del amor”, así que ya sabes: si no es por ti, hazlo por la ciencia.

Que HAGAMOS “esas pequeñas cosas”

Es probable que una mujer no se resista si le regalas un “Chanel-negro-básico-de-fondo-de-armario”, pero no hace falta irse a ese extremo para agradarlas en el día a día. Gestos como un ramo de flores porque sí, sin venir a cuento, sin que tenga que ser su cumpleaños o 14 de febrero, o incluso detalles más simples como una notita en la puerta para que la vea al salir (o mejor, guardada en su bolso para que la lea en el metro de camino al trabajo). O ir a recogerla a la salida del curro un día aleatorio y sin venir a cuento para llevártela a hacer algún plan chulo juntos… También hazle algo con tus manos: un pequeño poema, la letra de una canción que no existe -ni posiblemente existirá-, regálale un CD con canciones que signifiquen mucho para ella, habla con sus amigas y dale una sorpresa… Insisto, cualquier día es bueno. Es más, es mejor.

Si ha tenido un día difícil, largo, chungo, haz de su llegada a casa el momento bueno del día. Que se siente en el sofá y se relaje: encárgate de servirle una copita de vino, hazle algo para picar y deja que se dedique a ella misma el tiempo que necesite. Éxito garantizado.

Brad-Pitt-Driving

Que nos DEMOS CUENTA de “esas pequeñas cosas”

Todos sabemos que a las chicas os gusta dedicar ingentes cantidades de tiempo al cuidado personal, vuestra estética es muy importante para vosotras, y por eso os gusta cuando un chico lo percibe.

Ahora, chicos del mundo: atentos. Atentos porque es vital que cuidéis esto. Precisamente porque dedican tiempo, ganas y dinero a ello, tenemos que ser muy sensibles para percibir esos pequeños detalles: Darse cuenta de que se han dado un baño de color, que se han cortado las puntas, que se han hecho la manicura francesa o del buen culo que le hace ese vestido nuevo de Mango, es tan importante como decírselo luego. Decirles lo guapas que están y valorar aquello a lo que acaban de dedicarle un tiempo extra, hace pensar que “ha merecido la pena”, además de aumentar la autoestima y reforzar los lazos de pareja. ¡A quién no le gusta recibir un piropo de vez en cuando!

Que nos encarguemos de limpiar los platos

Y parece mentira que tenga que poner esto aquí, pero por lo que se ve todavía el tema doméstico no lo tenemos claro.

Si ella cocina, tú recoges, ordenas y limpias los platos. Y si no, también. No, limpiar no es sexy ni va a hacerte ver como el más macho del corral, pero no se trata de eso. Si te ha preparado una cena rica (o mala, da igual, seguro que le ha puesto ganas) qué menos que agradecérselo y corresponderle haciendo tu parte. Por supuesto esto se aplica tanto a parejas estables como a primeras citas. Es más, que de primeras ella vea que te sale de dentro hacerlo, te dará, de nuevo, muchos puntos.

sexy-man-washing-dishes

Que os “ayudemos con el abrigo”

De nuevo, gestos. Caballerosos los llaman unos, empalagosos otros. Para mí, tener sutiles detalles como ayudarla a ponerse el abrigo, dejarla pasar primero en las puertas o cederla ese sofá de ante -en vez de la silla- en un restaurante, son gestos de caballerosidad y son bonitos. ¿Antiguos? quizá, es discutible, pero en ningún caso los veo machistas o como algo negativo. El otro día hablaba en un post sobre los chicos llevando las bolsas de la compra más pesadas. Pues lo mismo: me parece un gesto detallista para que ella no cargue con el peso, no hay que darle más vueltas. Son guiños que denotan calidez y, por qué no, quizás incluso algo de romanticismo que creo que las mujeres valoran y aprecian. Eso sí, estamos en el siglo XXI y hay ciertas galanterías y cortejos que se dejaron atrás hace un par de siglos. OJOCUIDAO.

Que os llevemos a bailar… y os demos un buen masaje

Y llevársela a bailar con todas las de la ley, es decir, ella elige el tipo de música, y tú, asientes. Y, como mucho, tú te encargas de elegir el mejor local para bailarlo. Y esto, por supuesto, incluye géneros tan coñaz… diversos como la salsa, el merengue, la bachata o la cumbia. Se podría discutir y negociar (por ejemplo, a cambio de que ella te acompañe algún día a Media Markt) con el reggaetón, el valls o el bolero. Te puedes negar terminantemente a cualquier baile de tipo folclórico o regional: jota aragonesa, fados, chotis o muñeiras.

Los masajes os encantan. Vale, a todos nos encantan, pero a vosotras creo que más. Y si os los da vuestro chico, sienta aún mejor. Así que chicos, mechero a la vela, manos al aceite y ojos a su espalda…

Imagen relacionada

Dale las gracias

Amigo, aprende a valorar las cosas que hace (en este caso no sólo ella, sino todo tu entorno en general) por ti, y no des nada por hecho. Sé agradecido y que a la otra persona le quede claro que has apreciado y valorado su gesto. Agradécele que te haya dedicado a ti el fin de semana juntos en la sierra (al fin y al cabo es tiempo que no está con otras personas), agradécela que te acerque de la cocina una cervecita mientras estás viendo el partido, agradécele que invitara ayer a cenar, que te doblara las camisetas y las guardara en el cajón, o que metiera en la nevera los yogures que te dejaste en el poyete. Cualquiera de estas cosas podría no haberlas hecho, pero si las ha hecho, las ha hecho por ti.


Visto en: blog.hola.com




elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS