MUJERES: CUANTO MÁS INTELIGENTE SEAS, MAYOR PROBABILIDAD DE QUEDAR SOLTERAS


Viernes, 19 Mayo 2017
MUJERES: CUANTO MÁS INTELIGENTE SEAS, MAYOR PROBABILIDAD DE QUEDAR SOLTERAS

Con los hombres pasa al revés

 

El estudio, realizado por un grupo de universidades británicas a 121 participantes, indicó que las mujeres inteligentes eran vistas como problemáticas para las relaciones. Su inteligencia era vista como un posible problema en la pareja.

 

Mientras que con los hombres pasaba al revés. Su inteligencia era vista como algo deseable.

 

Otro estudio británico también lo confirma

 

Después de seguir a 900 hombres y mujeres durante 30 años -desde los 10 a los 40- se descubrió que por cada 16 puntos de más en el Cociente Intelectual de las mujeres, tenían un 40% menos de probabilidades de tener pareja a los 40 años. 

 

¿Y ahora qué?

 

Esos estereotipos y prejuicios de género están dificultando que las mujeres sean vistas como iguales. Si ya les faltaba presión por ser mujeres, ahora se les suma ésta.

 

Parece que hay una epidemia. Mujeres de todo el mundo se quedan por debajo de sus capacidades sólo para poder encontrar a un hombre que las aprecie.

 

A lo largo de los años hemos cambiado nuestra ropa, peinado y costumbres para adaptarnos a la sociedad pero todavía hay algo que no podemos ocultar. Algo que no podemos reprimir y que nos negamos a esconder. Algo a lo que no podemos renunciar: nuestra inteligencia.

 

El popular dicho “la ignorancia es felicidad” no cubre el amplio espectro de problemas que las mujeres sienten, como estar un viernes noche en casa solas sin tener a nadie con quien poder discutir de Nietzsche. No calma el dolor de una mujer que sus padres le pregunten que por qué no encuentra a un buen tipo ya. El dicho debe ser algo más como “Las mujeres ignorantes encontrarán a hombres y las inteligentes nunca encontrarán su felicidad”.

 

Pero ¿por qué? ¿Por qué los hombres no quieren mujeres que les desafíen? ¿Cuándo surgió esta aversión a las mujeres inteligentes y fuertes? ¿Cuándo empezó todo el mundo a querer irse a Punta Cana sólo para mirar desde la valla?

 

En un artículo en “The Wire”, el periodista financiero John Carney explica este fenómeno:

 

“Los hombres exitosos quedan menos con mujeres exitosas no porque quieran a “una chica tonta”, sino porque más bien prefieren a alguien que prioriza en su vida de una manera que es compatible con la forma en la que la priorizan ellos”.

Básicamente, quieren a alguien que prefiere dejar su carrera profesional para complacerles y hacerles la cena primero. Quieren a una mujer cuya primera prioridad sea ellos.

 

Y para nuestra desgracia, hay muchas mujeres dispuestas a ello. Hay un montón de mujeres que sacrificarán su vida por los hombres, que se negarán a desafiarlos y enfrentarse a ellos. No los verán como sus iguales, sino como sus salvadores.

 


 

Y entonces volvemos a poner otro reto más a las mujeres

 

Porque decidir qué clase de mujer quieres ser es como ponerte entre la espada y la pared. Si eres “tonta” no te toman en serio, pero si eres inteligente te toman demasiado en serio.

 

Mujeres de todo el mundo se angustian ante su espada de doble filo. Una mujer hermosa y atractiva no atrae por su inteligencia, y las que tienen una personalidad fuerte y decidida son vistas como una amenaza.

 

¿Dónde está el hombre que se suponía que iba a desafiarte y entenderte? ¿Dónde está el hombre que se suponía que iba a apoyarte? En un artículo del “Daily Mail”, el consejero de Universidades David Willetts afirma:

 

“Las mujeres exitosas tendrán que resignarse a casarse con parejas menos cualificadas que ellas -y podrán elegir a los hombres en función de cómo las apoyan en su carrera o trabajo, en lugar de fijarse en si pueden apoyarlas financieramente”.

A mucha gente le gusta ser el mejor en la relación. A los hombres se les ha enseñado -o condicionado- a creer que son superiores. Cuando una mujer muestra ventaja en algo, ellos se sienten amenazados.

 

El número de mujeres con estudios universitarios actualmente es mayor al de hombres. Y los hombres no están dispuestos a aceptar ser los segundos en la competición, lo que está causando que las mujeres o bien se resignen a quedarse en casa o se queden solteras. 

 

Las grandes mentes son como dos grandes pelotas

 


 

Puedes ser sensible, dulce e insegura, pero tu inteligencia te convierte en una amenaza.

 

Puede que no tengas músculos ni un gran pene, pero para los hombres eres su competencia. Estás intimidando y castrando.

 

Aunque la mayoría de mujeres inteligentes no presumen de ello, muchas veces los hombres asumen que lo son. Asumen que esa mujer va a corregirlos y eclipsarlos.En definitiva, hacerles algo que les haga sentirse como poco valiosos.

 

En un artículo publicado en “The Daily Beast”, el director Eileen Pollack explica:

 

“Hay muchas contradicciones en nuestra cultura que hacen que parezca que no se puede ser sexy e inteligente a la vez. La mayoría de nosotros no desafiamos esas ideas, sólo las absorbemos”.

Si una mujer parece demasiado inteligente y realizada se la encasilla como “material de no citas”. Si es ingeniosa y competitiva es vista como desafiante y prepotente. La sociedad ha venido a enseñar a las mujeres que ser inteligente y divertida no te dará citas, pero una cabeza casi vacía y un corazón poco profundo sí. 

 

Mujeres, ¿acaso es eso lo que queremos? ¿Lo que nos merecemos?

 

Somos nosotras las que debemos encargarnos de que la sociedad nos ponga donde merecemos estar. Y esa sociedad la formamos nosotras.

 

Somos el 51% de la población mundial. Somos la mayoría.. Luchemos por lo que nos merecemos. Luchemos por ser felices.

 

La unión hace la fuerza, a por ello ¡todas juntas!

 

Yo, como siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.

 

Desde: EURO




elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS