5 razones por las que las mujeres PERDONAN una infidelidad, pero los hombres no


Jueves, 08 Junio 2017
5 razones por las que las mujeres PERDONAN una infidelidad, pero los hombres no

Estas 5 son las devastadoras razones, según los especialistas, que explican porque nosotras somos capaces de dar una segunda oportunidad, pero un hombre NO se la daría si su mujer le es infiel.

1. Los hombres son mucho más “territoriales” con el cuerpo de su esposa que las mujeres; eso las hace más propensa a perdonar y a ellos no

Sin sorpresas en nuestra primera razón, los hombres son mucho más territoriales del cuerpo de sus esposas. La idea de saber que otro hombre ha estado físicamente con su esposa es algo que, por lo general, no pueden tolerar.

Las mujeres, por su parte, somos lo opuesto. El hecho de saber que su esposo ha estado con otra mujer (físicamente) duele, pero no tanto como duele saber que sus esposos se han involucrado sentimentalmente con otra mujer. La traición duele más cuando sus esposos han dedicado tiempo, atención y emociones a la otra mujer. Pero, por lo general, los infieles que buscan una segunda oportunidad con sus esposas, no admiten haberse enamorado de “la otra”.

2. Las mujeres prefieren la CRUEL verdad que la más dulces de las mentiras; los hombres NO son buenos para escuchar la verdad

Muchos matrimonios tienen problemas por este mal entendido. Los hombres prefieren mentirles a sus esposas para que no se enojen. Saben que si les dicen que van a ir a ver un partido de fútbol con sus amigos luego de salir de trabajar, no les va a gustar. Lo que no entienden es que si les mienten que se van a quedar en la oficina en lugar de decirles la verdad, las cosas van a ser peor.

infidelidad

Según los especialistas, las mujeres son capaces de “sentir” cuando alguien les está mintiendo, lo sienten como un malestar físico.

Por el otro lado, los hombres prefieren mentirle a las esposas no sólo porque saben que las van a hacer enojar, sino porque para los hombres, la verdad DUELE más. En el caso de una infidelidad, ella prefiere que él le diga todo, absolutamente todo, y sólo allí podrá perdonarlo. Los hombres, sí quieren saber la verdad, pero cuanto más detalles conozcan y más frontal sea esa verdad, menos podrán perdonar.

3. Las mujeres nos ECHAMOS la culpa de todo; para los hombres, NO existe una excusa para la infidelidad de una mujer

Por nuestra propia naturaleza maternal, tendemos a tomar responsabilidades por todo lo que es nuestra responsabilidad y por lo que no lo es. ¿Qué hice mal? ¿En qué le fallé? Son dos de las preguntas más comunes que una mujer se hace a sí misma luego de enterarse de que su esposo le ha sido infiel. Por ello, la mujer es más susceptible a perdonar, porque casi por instinto piensa o siente que la infidelidad de su esposo, es en parte, su responsabilidad.   

Por el contrario, en la mente de los hombres, las mujeres NO tienen NINGUNA excusa o razón para serles infiel, y por ello la infidelidad es casi cómo un pecado capital (no religiosamente hablando).

4. Aunque vivamos en el Siglo XXI, la mayoría de las mujeres se sienten más protegidas con un hombre a su lado; los hombres no sienten esa necesidad

Cabe destacar que las estadísticas señalan que cuando más independiente (económica, profesional y emocionalmente) es una mujer, es menos probable que perdone una infidelidad. Sin embargo, un gran número de mujeres, aún siente la necesidad de permanecer al lado de ese hombre por miedo a quedarse solas y desprotegidas.

infidelidad

Por el otro lado, los hombres (al menos un gran número de ellos), sigue sintiéndose el sexo fuerte y no tiene problema en levantar campamento si así lo desea.

5. La percepción social

La percepción que la sociedad tiene de un hombre que ha sido traicionado por su mujer los cataloga como a unos estúpidos, por decirlo de alguna forma (ustedes saben los títulos y sobrenombres que les son otorgados por la sociedad). Contraria y erróneamente, si el hombre es el que traicionó a su esposa, es considerado “normal” o hasta loable.

En algunas sociedades más que en otras, la presión social se coloca sobre el hombre al que le han sido infiel, pero no al hombre que ha cometido la infidelidad. Por ello, que una mujer perdone y dé una segunda, tercera, cuarta y más oportunidades, es más común y “normal”.

CONCLUSIÓN

infidelidad

La infidelidad es un acto de bajeza y debilidad que no debería ser justificado con nada. Si bien hay hombres y mujeres que han cometido el error, se han arrepentido y desde allí han sido esposas y maridos ejemplares; la mayoría de los infieles desaprovecha esas segundas oportunidades.

Pero la verdad es que el perdón nunca debería estar basado en ninguna de estas 5 razones, el perdón debe ser dado por el bienestar de uno mismo. La segunda oportunidad es algo entre esa persona, su corazón y su voluntad.



Visto en: www.whatthegirl.com




elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS