DISCULPE… QUIERO HACERLE EL AMOR


Domingo, 04 Octubre 2015
DISCULPE… QUIERO HACERLE EL AMOR

 

¡Usted me gusta! ¡Usted me encanta! Y yo a usted… ¡Le deseo!

 

¡No se espante ni baje los santos del cielo! No sea como los demás que se espantan de sus deseos. Prefieren callarlos por parecer pulcros de pensamiento ante una sociedad que juzga a todos los demás, pero nunca se juzgan a sí mismos.

 

No se equivoque, no soy una cualquiera, simplemente soy libre de mente y alma, soy un ser humano a plenitud y negarme que ansío su cuerpo desnudo junto al mío, sería tanto como faltarme a mí misma.

 

Irremediablemente me gusta desde el primer momento en que lo vi. Desearlo fue sólo cuestión de tiempo. Es usted atractivo y ardiente. Es libre del mismo modo que yo, así que el daño en esta relación es nulo.

 

 Sé que siente lo mismo. No puede negar su mirada un hecho profundo, también usted tiembla cuando piensa en mí, usted también erotiza mi imagen en sus pensamientos dulces, pensamientos sucios; usted también me ha hecho el amor en sus sueños.

 

Cuando estamos cerca nuestras mentes divagan. Y para serle más franca, me encantaría besar esos labios suyos e incitarle a pecar.  Robarle un beso que capture de usted ese temor y lo recicle en pasión. Para que desate su deseo y complazca su cuerpo y la sed de placer que hace tiempo no siente. Que me haga suya a su gusto, manera y con libertad.

 

Nuestra naturaleza propia alza su voz y es necesario que sepa que no descansaré hasta al fin seducirle. Yo voy a ser suya y usted será mío. Lo que nazca después o no, será el resultado de rendirnos a nuestros carnales deseos. Sin temor sin pudor yo quiero hacerle el amor.

 

Puede ver que soy honesta con usted. Los días en su presencia son candentes y las noches en mis sueños, son un volcán en erupción. No voy a callar mi deseo, no voy a negar mi deseo. ¡Y usted tampoco lo hará! Que entregarnos el uno al otro es parte de experimentar.

 

Puedo estar bien o no, ¡Cómo saberlo! Dios juzgará mis acciones y mientras ello pase, yo lo quiero en mi cuerpo. Quiero hacerle el amor.

 

Dulces sueños para usted… Sueñe conmigo y hágalo bien. Yo lo estoy esperando.

 

Autora: Edith Neri





elementos

Disculpen las molestias, esto es una Revolución





TE RECOMENDAMOS